sábado, 7 de noviembre de 2009

La nueva generación política

Ya lo sabemos todos: la concertación está agonizando. Con un tubo de oxígeno sobrevive a una campaña presidencial en que los chilenos quieren algo nuevo; y eso no lo tienen. Están en sus últimos suspiros con la campaña de Frei, tratando de ocultar lo hediondo a gladiolo que es su figura, noventera, fome, vieja y a la larga con el mismo discurso de siempre.

Si me preguntan hoy de qué partido soy, diría de la De Cé. Pero no de la De Ce de hoy que no es ni democrática ni cristiana; sino del principio, del progreso que resultó exitoso en sus inicios.

Yo sé porque actualmente Claudio Orrego no se tira para presidente. Está esperando el cambio. No ese cambio que habló Lavín y promete Piñera. El cambio generacional que de a poco se está dando a luz. Nuevos líderes nacidos postrevolución pinguina que llegarán sin manchas, mentiras y corrupción. Líderes sociales universitarios tanto de la derecha con hambre de futuro como de la izquierda. Dejarán como parte de la Historia de Chile a Pinochet y a Allende. Mirarán hacia los nuevos desafíos de hoy.
No se preocuparán de que "los partidos siguen una linea y que por eso voto en contra de esto". Seguirán en una linea nueva, de los nuevos problemas sociales del país. Entenderán que es necesario reconocer al pueblo mapuche, que es malo que decidan las decisiones del país entre cuatro paredes.
Que los homosexuales existen, las lesbianas también y que los delincuentes que afectan más a la sociedad son los que se visten de chaqueta con un Iphone y les importa una raja la desigualdad. Que más estado no siempre es bueno.
Que se deben representar las minorías y no dejar el sistema político "mode Guerra Fría" en que los partidos pequeños queden entre dos núcleos añejos que ni los pescan.
No van a comulgar con discusiones valóricas sobre la píldora, se preocuparán de la brutal desigualdad en Chile.

No voto por la derecha hasta que se extingan los dinosaurios de la dictadura, pero ¿qué es la derecha sin los dinosaurios del período del Pineight y Allende?

Mientras miremos atrás para actuar, cuando la pura cagá quedó, vamos a seguir jugando con la política y separándonos de la sociedad chilena de hoy.

4 comentarios:

  1. Nau? Okei, mucha PUC en tu vida xD
    Cuidatee, estamos hablando :)

    ResponderEliminar
  2. Con tal que esa generación no sea la de MEO, todo bien.

    ResponderEliminar
  3. Ojala sea así...pero va a ser una tarea muy muy muy difícil. Quizás en unas tres generaciones más.
    Saludos :)

    ResponderEliminar